La ansiedad produce niños maltratados

El miedo es una emoción básica que apenas ha variado en el transcurso de miles de años de evolución. Tanto seres humanos como animales sentimos miedo para defendernos de situaciones potenciales de peligro y nos preparamos a través de esta emoción para la lucha o la huida según sea el caso.

Es imposible vivir sin sentir miedo en algunas situaciones, pues es un mecanismo de seguridad de nuestro cerebro emocional que nos permite reaccionar contra todo aquello que signifique un riesgo para nuestra especie.

Sin embargo debemos aprender a reconocer las manifestaciones del miedo o emociones secundarias que nos inhabilitan para tomar acción o que nos convierten en seres especialmente agresivos con las personas que nos rodean. Los niños maltratados son principalmente las victimas del miedo de los adultos, miedo que se expresa en la intolerancia, la incomprensión y la agresividad hacia las personas más desprotegidas que no pueden defenderse.

Si aprendemos a conocer nuestros temores podremos reaccionar adecuadamente y responder con proporción justa ante las amenazas del maltrato. Reconocer las preocupaciones y los motivos de nuestra ansiedad nos dan una gran ventaja frente a las personas agresivas y nos permite neutralizar situaciones de potencial peligro.

El siguiente ejercicio propuesto por la Dra. Lucrecia Pérsico le puede permitir controlar la ansiedad y la  preocupación:

Cuando se sienta inquieto, nervioso o preocupado por alguna razón este ejercicio le ayudara a buscar la verdadera raíz de su problema y le ayudara a controlarlo y resolverlo más efectivamente.

  1. Tome papel y lápiz y describa el problema que le preocupa lo más ampliamente      posible.
  2. Lea lo que ha escrito y tache todas las frases que tiendan a explicar mejor el problema. Normalmente comienzan con las siguientes palabras: “además”, “entonces”, “seguramente”, “siempre”, “pero”, “nunca”.
  3. Tache todas las frases relacionadas con recuerdos. Suelen empezar con las siguientes palabras: “antes”, “hace tiempo”.  Por ejemplo: “Hace tres días que no sé nada de mi novio. Siempre me llama por la noche pero desde el miércoles no sé nada de él. Seguramente habrá conocido a otra chica más interesante que yo y no sabrá cómo decírmelo. Además, hace tiempo lo noto bastante distante. Antes era mucho más cariñoso conmigo, pero ahora no sé qué le pasa”.
  4. Una vez hecho esto, tendrá más claramente centrado el motivo de su preocupación (en el ejemplo: “Hace tres días que no sé nada de mi novio”).
  5. Escriba que le diría a una amiga si le contara que está muy preocupada por este motivo.

Es probable que a ella, para ayudarle, le dijera cosas positivas mientras en su fuero interno pensara lo contrario, pero lo importante es comprender que todo lo que le diga tiene más posibilidades de ocurrir que las catástrofes que su mente emocional imagina.

Ahora imagine que logra controlar su ansiedad poniendo en práctica este ejercicio y con su mente tranquila, ayuda a resolver el problema de violencia intrafamiliar que vive su familia?

Déjeme sus comentarios,

Gracias..

Jorge Sierra

Anuncios

Acerca de ninosmaltratados7

Sociologo
Esta entrada fue publicada en maltratos a ninos, ninos maltratados, tecnicas para evitar el maltrato, violencia intrafamiliar y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s